• Ángel Colángelo

Nuestro cuerpo también comunica


Dice el refrán “la primera impresión es la que cuenta” y en cierta manera es verdad. Especialmente en el ámbito laboral y en el momento de las entrevistas de trabajo. Más allá de los conocimientos académicos o la experiencia adquirida a lo largo de la vida, la manera de expresarnos con el lenguaje del cuerpo y la gestualidad, puede ser definitorio a la hora de vender un producto o servicio, de cerrar un negocio, de obtener el apoyo de un auditorio, de hablarle a un amigo, a los padres o a una pareja. En definitiva, la comunicación kinésica es clave en todo acto de comunicación.

Los especialistas señalan que el 55% de nuestra comunicación es no verbal, esto es, expresado mediante el cuerpo e incluso con los silencios. Ello puede sumar o restar credibilidad a nuestro lenguaje oral (lo que decimos), asimismo puede apoyar u oponerse al mensaje que queremos dar.

Este tipo de comunicación no verbal es importante dentro del conjunto de las variables comunicacionales que se pone en juego en las relaciones humanas, y no se debe descuidar. Cabe aclarar que dentro del mundo laboral no sólo es importante en el marco de una entrevista de trabajo sino también al desarrollar trabajos en equipo, realizar presentaciones frente a un grupo de personas, efectuar negociaciones, en definitiva, a la hora de alcanzar un objetivo determinado.

Algunos consejos útiles:

  • Mostrarse seguros y asertivos a la hora de brindar una respuesta.

  • Mantener la voz firme, sin vacilaciones que demuestren inseguridad.

  • Una correcta imagen corporal, teniendo en cuenta la vestimenta apropiada, la higiene personal y el cuidado estético.

  • Brindar un efectivo apretón de manos, tanto en la bienvenida como en la despedida, demostrando signos de fortaleza, confianza y profesionalidad.

  • Generar contacto visual. Mirar a los ojos da cuenta de una persona que tiene confianza en sí misma, denota interés en la situación y empatía con el interlocutor.

  • Adoptar una postura natural y relajarse. La manera de ubicarse en la silla también habla por uno mismo, e incluso puede contradecir el lenguaje verbal manifestado.

  • Una sonrisa sincera causa siempre una buena impresión en el interlocutor, establece empatía y permite relajarnos.

  • El lenguaje no verbal se puede practicar y mejorar. Los denominados Media Training sirven tanto para la comunicación verbal como para la comunicación kinésica. Todas aquellas personas que habitualmente conviven con situaciones de exposición, evaluación, negociación y transmisión de mensajes, deberían contemplar la posibilidad de participar de diferentes charlas de capacitación y entrenamiento del manejo de la expresión oral, pero también, corporal.


0 vistas
  • Facebook - Grey Circle
  • LinkedIn - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle